“El mundo necesita oscuridad, porque el exceso de luz no nos ilumina ni nos abriga, sino que nos ciega y nos abrasa” (Varg Vikernes)